Inicio » Leyendas » ¿Qué es un Cadejo?

¿Qué es un Cadejo?

¿Qué es un Cadejo?

¿Qué es un Cadejo?
Un Cadejo es una animal legendario que se originó en la región de Mesoamérica, el cual fue conocido por todas las zonas rurales e incluso en zonas Urbanas de Centroamérica.

Este ser mitológico tiene aspecto de perro, que por lo general se le aparecía a las personas que deambulaban muy tarde por la calle, al cual se le atribuían poderes místicos. Por mucho tiempo se creyó que los cadejos blancos normalmente eran bueno, y que los de color negro traían un mal presagio.

Las leyendas de este ser místico se desprende de una antigua creencia en donde se decían que todo humano posee un animal de compañía, este animal es el doble de los humanos, por lo tanto la enfermedad o la muerte del primero, conlleva la enfermedad del segundo. Hoy en día se pueden establecer comparaciones con el pensamiento cristiano en donde se expresa que cada hombre tiene un ángel guardián que lo protege de los peligros.

Los Cadejos blancos los acompañaban en sus viajes solitarios por la noche, los protegían de los malos espíritus encarnados en los Cadejos negros, este color simboliza la muerte. Su origen se encuentra en la Mitología Maya-quiché, estos seres mitológicos están ligados al origen de los nahuales, ya que estos eran animales que se consideraban que también cuidaban de las personas.

Se dice también que cada persona al momento de nacer, ya tiene un espíritu protector, encargado de protegerte, que se manifiestan solo como una imagen que aconseja o por un sueño.

Por otro lado se dice que estos nahuales en ocasiones son utilizados como herramienta para los brujos o chamanes del centro de Mesoamérica, muchos de estos brujos tenían un contacto muy cercano con sus espíritus protectores, incluso en ocasiones adquirían la visión del gavilán, el olfato del lobo o el oído del ocelote, pero aún hay más, ya que muchos de ellos han logrado tomar la forma de sus nahuales y utilizaban esas habilidades en ocasiones para cosas maliciosas.

Publicidad

Acerca de Martin Hoar