Inicio » Lugares Terroríficos » Lugares más escalofriantes del mundo

Lugares más escalofriantes del mundo

Lugares más escalofriantes del mundo

Lugares más escalofriantes del mundo 

En esta ocasión traemos para ti los lugares que han sido catalogados como los más terroríficos que hay alrededor del mundo, uno de los primeros sitios es el Aokigahara the Suicide Forest, este es un bosque que se encuentra en Japón, es mejor conocido por ser un lugar popular en el cual la mayoría de las personas se adentra en el buscando suicidarse.

La mitología japonesa indica que es habitado por demonios, por lo tanto este bosque esta maldito, cualquier persona que se desvié de su camino encontrará una muerte segura ya que en este lugar, esos demonios manipulan la mente de las personas para que pierdan la cordura y se suiciden.

Es por esta razón que cuando los turistas vienen a conocer este bosque embrujado solo visitan las zonas que están vigiladas, cabe mencionar que no está prohibido adentrarse en el así que si eres curioso puedes entrar. En este sitio no hay advertencias de no tirar basura, antes de llegar te encontraras con letreros que te invitan a “valorar tu vida”, “piensa las cosas antes de entrar” e “imagina el dolor que causaras a tu familia si no regresas nunca”

También encontraras anuncios que contienen el número de psicólogos especializados que te pueden ayudar, cuenta además con servicio de vigilancia, sin embargo esto es inútil pues aun en la actualidad se siguen encontrando cadáveres

Lugares más escalofriantes del mundo

Otro de los lugares que encontramos es el Callejón meriquin Escocia, este fue construido hace ya más de 400 años, en ese tiempo era uno de los lugares más concurridos de Edimburgo, pero cuando llego la pandemia de la peste, cambio drásticamente, se cuenta que los ciudadanos sanos entraron en pánico, por lo tanto decidieron junto con las autoridades levantar los muros de esa área para encerrar a todos los pobladores enfermos, las personas eran llevadas a dicho callejón en donde morían sin de la peor manera, sin atención medica alguna y en las peores condiciones, hoy en día este callejón guarda el dolor, tristeza, angustia y desesperación que lentamente los consumido, por las noches se pueden escuchar los gritos desgarradores de las personas que fueron abandonadas a su suerte en ese solitario lugar.

En la Isla Poblegia ocurrió algo similar al callejón de meriquin Escocia, en esta época el país estaba pasando por una pandemia devastadora que fue una de las más desoladoras que ha pasado la humanidad. Las personas enfermas eran llevadas a esta isla en donde los dejaban morir de la peor manera, sin cuidados médicos y pasando una gran agonía, una vez que fallecían, sus cuerpos eran quemados. En 1822 se construyó un hospital psiquiátrico que fue liderado por una persona sin escrúpulos, perversa y con la intención de utilizar a esas personas enfermas para sus experimentos, entre los cuales les realizaban trepanaciones, lobotomías, agujeraban sus cerebros, entre muchos otros experimentos. Se cuenta que cuando los enfermos murieron, sus espíritus entraron en la mente de este sujeto, manipularon su cerebro y lo obligaron a suicidarse. Se dice que los curiosos que intentan visitar la isla son alejados de una manera escalofriante, asegura que se sienten observados, minutos después aparecen las figuras de los enfermos que ahora están defendiendo su isla para que nunca más vuelvan a experimentar con ellos.

Lugares más escalofriantes del mundo

Por otro lado tenemos a las Catacumbas de parís. Debajo de las calles de este maravilloso lugar se encuentran con siete mil millones de personas. Este es uno de los cementerios más famosos, en Francia, está conformado por una red de túneles que recorren toda la capital, aproximadamente hay 300 km de pasadizos oscuros que datan de la época romana.

En el siglo XVII Paris comenzó a tener problemas para enterrar a los muertos, víctimas de una pandemia que tomó la vida de muchas personas, incluso se utilizaron fosas comunes para enterrarlos, pero no obtuvieron bueno resultados, los cuerpos salían a la luz. En 1785 se decidió utilizar estas catacumbas para enterrarlos, lo curioso fue que, sí que fueron acomodados de manera en que primero estuvieran los fémures, luego los cráneos y así sucesivamente justo como los conocemos hoy en día. Se dice que en este lugar las personas se sienten observadas por algo o alguien que los acompaña en su recorrido.

Lugares más escalofriantes del mundo

Para continuar con los lugares más escalofriantes del mundo, les contaremos la historia del Puente Overtun. El cual fue construido hace más de 100 años, Lord Overtoun, quien era un terrateniente calvinista de la época, mandó construir un puente de estilo victoriano de más de 15 metros de altura sobre el río Clyde en la localidad de Milton, al oeste de Escocia. Desde entonces fue una de las construcciones más famosas del lugar. Pero a partir de la década de los años 60, este puente gano popularidad debido a los lamentables y extraños sucesos comenzaron a ocurrir. Cada vez que un perro pasaba por el sobre todo si caminaba del lado derecho del puente, sin previo aviso se detenían y se lanzaban al rio, los canes que eran amortiguados por el agua, subían heridos para terminar con sus vidas, este lamentable y extraño fenómeno se llevó a cabo durante mucho tiempo, también se comenta que hoy en día siguen suicidándose un gran número de canes.

Son muchas las teorías que rodean este suceso inesperado, una de las más escuchadas es que el lugar donde se encontraba ubicado el puente de Overtoun poseía extrañas fuerzas, así como también había una gran cantidad de magnetismo, ya que overtoun significa “espacio fino” en gaélico. Se dice que en ese lugar se localiza un sitio intermedio entre el cielo y la tierra. Otros en cambio, aseguran que extrañas fuerzas malévolas rondan por el lugar, debido a que en el año de 1994 un lugareño llamado Kevin Moy lanzó a su bebé recién nacido desde el puente porque aseguraba que era el anticristo, posteriormente él mismo se lanzo del mismo sitio.

Lugares más escalofriantes del mundo

Por último tenemos la historia de un lugar llamado la Centralia. Este es un municipio en el condado de Columbia en Pensilvania. Cuenta la historia que a principios de los años 80 Centralia era un lugar apacible pueblo que contaba con más de 1.000 habitantes rodeados de hermoso césped. Por este lugar pasaban un par de líneas de ferrocarril lo que trajo un notable crecimiento de la población. El cual alcanzó su momento culminante en el siglo XIX con más de 3.000 habitantes. La minería del carbón fue la principal fuente enriquecedora de este lugar.

Pero como todo lo que empieza tiene un fin, en este caso fue un devastador final que dejaría una huella imborrable. En 1962 estas minas fueron abandonadas debido a la baja rentabilidad del carbón, sin embargo se creó un vertedero de desperdicios que en años anteriores habían eliminado con éxito, pero en esta ocasión el cuerpo de bomberos al querer incendiar el vertedor para deshacerse de los desperdicios, provocaron un daño irremediable que con el tiempo se volvió un desastre. Nunca se dieron cuenta de que debajo de él había se encontraba una de las infinitas minas subterráneas, lo cual inicio un fuego devastador que fue difícil de apaciguar, plantearon montar una operativa especial para extinguir el incendio, ya que hubo desacuerdos entre el ayuntamiento, el condado y el Estado debido a que la factura de este hecho saldría en más de 50.000 dólares, impidieron cualquier medida, pero lo único que esto trajo fue una desgracia que terminaría con la tranquilidad de este pueblo.

El incendio continuó su marcha implacable lo que ocasiono que el carbón se convirtiera en brasas ardientes bajo este lugar, de vez en cuando había escapes de gases y llamas en algunos puntos de las afueras por lo que los bomberos extinguían rápidamente.

Sin embargo el incendio avanzó a un ritmo de 150 metros anuales, y solamente se tomaron algunas medidas sin importancia, como ir abriendo pozos para aliviar la enorme presión del subsuelo, siguieron sin tomarle gran importancia. En 1979 la situación comenzó a ponerse cada vez más complicada, ya que al tomarse las medidas de temperatura de la gasolina, se llevaron una gran impresión, debido a que la temperatura rebasaba los 172 grados Fahrenheit lo cual era muy peligroso para ellos y para la población en sí.

Posteriormente comenzaron a abrirse agujeros de los cuales salía gas hirviendo que contenía cantidades letales de monóxido de carbono. El pueblo se dio cuenta de que estaba en peligro de muerte por lo que se llevó a cabo la evacuación, sin embargo hubo familias que decidieron quedarse, ya que pensaban que al alojarlos de su hogar, el gobierno se quedaría con sus minas de carbón, así que no se alejaron. Hoy en día es un pueblo fantasma, las calles están llenas de maleza y aun se siguen abriendo hoyos en la tierra por los cuales sale el monóxido de carbono.

Este hecho sirvió de base para la película de Silent Hill un pueblo que ha sido consumido por las llamas. En la vida real puedes ir pero debes llevar contigo una máscara de gases ya que puedes morir al instante si lo respiras en gran cantidad.

Publicidad

Acerca de Martin Hoar