Inicio » Misterios » La Telepatía, reside en nuestra mente

La Telepatía, reside en nuestra mente

La Telepatía, reside en nuestra mente

La Telepatía, reside en nuestra mente

La telepatía es muy misteriosa debido a que es difícil de demostrar de igual manera se sabe poco de ella por lo cual recae como “mito” “espiritual” algo que simplemente no se puede ver.

Pero aquí te hablaremos sobre lo que implica la telepatía en base a explicaciones por parte de expertos en el tema.

Primero debes saber que el término telepatía viene del griego “tele” el cual significa “distancia” y “patheia” lo que hace referencia a la “emoción” o “sentir”. Por lo tanto proporciona una comunicación que se establece a distancia entre dos más personas, el cual incluye como único medio el pensamiento a través del poder de la mente.

Generalmente la telepatía se considera como una facultad paranormal por su inexplicable origen, catalogada como una capacidad “extrasensorial”. Es una transmisión de una información específica entre un “emisor” (la persona que desea transmitir el mensaje) y un “receptor” (la persona que recibe dicho mensaje).

• La existencia de la telepatía

A pesar de que la telepatía no es explicada en su totalidad de igual manera es difícil establecer una justificación factible que convenza a la sociedad de su funcionamiento y existencia, sin embargo muchos expertos en parapsicología aseguran que es una realidad, especialistas los cuales nos aportan numerosas pruebas de experiencias telepáticas.

Por otro lado existen algunos ejemplos de comunicación telepática registrados en la historia, tal es el caso del 2 de junio de 1875 se trata de la famosa cantante de ópera Célestine Galli-Marié, artista quien interpretaba el papel de “Carmen” en la ópera compuesta por Georges Bizet quien es un amigo cercano de ella.

Sucedió a media presentación de la obra, donde la artista repentinamente dejó de cantar. Debido a su drástico cambio en su ánimo, se tornó llena de temor, además de que en ese aseguró sentir un golpe duro en su corazón. Completamente preocupada y nerviosa, se fue de regreso a su camerino, diciéndole a sus amigos de que algo le había ocurrió al compositor Bizet. Posteriormente, les llegó la noticia la cual había confirmado su repentino mal presentimiento, Bizet había fallecido debido a un problema cardíaco.

Dejando a un lado los ejemplos famosos de transmisión telepática, existen muchos otros que pueden ser experimentados incluso en tu misma vida cotidiana. Un ejemplo muy sencillo es, cuando piensas demasiado en un amigo cercano que tiene mucho tiempo que no lo ves, te preguntas que ha sido de él, te decides por llamarlo y curiosamente, suena tu teléfono, al contestar te llevas la sorpresa que es precisamente el amigo en el que pensabas. Una experiencia que consideras como mera coincidencia un tanto graciosa pero agradable, es un pequeño ejemplo de la telepatía en su menor expresión.

• Principios de la telepatía

Para adentrarte a la comprensión del mundo de la telepatía, debes saber que dicho fenómeno comienza como base a un vínculo mental y afectivo demasiado fuerte entre las personas que se comunican por dicho medio. Los expertos en el área lo describen como un “lazo mental telepático” el cual surge entre dos personas muy cercanas, tales como una pareja, gemelos o amigos muy cercanos, etc.

Tan solo por el hecho de pensar de manera continua o de forma muy fuerte en alguien, trae como resultado la emisión de una energía que facilita dicho vínculo mental con esta otra persona lo cual permite la emisión y receptor del determinado mensaje.

• La telepatía no es un don innato

Debes saber que la telepatía no se trata de un don exclusivo con el cual se nace. Existenalgunos telépatas que son reconocidos, los cuales han llegado a realizar demostraciones telepáticas con tal facilidad, que parece algo natural con lo cual siempre han interactuado. Sin embargo, los expertos aseguran que la telepatía es una función que tiene nuestro cerebro para entrar en comunicación con otro a distancia. Por lo cual teóricamente dicha capacidad se hace presente en cada uno de nosotros, solo que todavía no sabemos utilizarla debido a su gran profundidad de complejidad de comprensión.

Cabe destacar que para lograr una estimulación a esta habilidad cerebral requiere una gran práctica de conexión en nuestra mente con nosotros mismos, lo cual es más difícil ahora con el estilo de vida que llevamos, acostumbrados a navegar en mundo virtual tal como es el internet o estar todo el tiempo libre frente a un ordenador, son factores distractores de conexión con nuestra persona interna, además de las adversidades que se van presentando en nuestros días, todos los factores mencionados traen como resultado a reprimir la capacidad de la telepatía.

• La Intuición, punto clave en la telepatía

Si hay algo muy claro es que la telepatía está vinculada directamente con la intuición. Mientras tu intuición se haga más fuerte ante decisiones o contextos, mayormente mejorará tu percepción sensorial junto con la extrasensorial. Si aprendes a escuchar a tu intuición de manera correcta, tienes más oportunidades de desarrollar a largo plazo, las capacidades telepáticas. La intuición es la base principal de la telepatía, es cuando la persona siente la necesidad de comunicarse con otra a distancia, son esos presentimientos buenos o malos que simplemente experimenta el individuo.

Es cuando tu intuición te ayuda a elegir o a retractar cualquier cuestión de tu vida diaria, no obstante es una forma de comunicación, por lo tanto se llega a convertir en un lenguaje, cuyo entendimiento es universal, debido a que no es necesario hablar el idioma de la otra persona para poder comunicarse con ella a través de la telepatía.

Para lograr la comunicación, es necesario que tu mente esté tranquila y serena. Lo que es tu cuerpo y alma deben convertirse en un solo “receptor” sensible, abierto a conductor de emisión y recepción de mensaje.

En cambio si tu mente está agitada y dispersa, tu espíritu es propenso a carecer de recepción para la información transmitida de manera sutil. Por lo tanto, realiza hábitos que favorezcan a tu tranquilidad mental, tales como la meditación o los espacios de tiempo para relajarte durante el día.

Publicidad

Acerca de Martin Hoar